Mantención de los Pejerreyes  
       
 

Vital para la pesca del lenguado es mantener siempre a mano una buena carga de pejerreyes pero lamentablemente no siempre están disponibles en nuestro comercio, por ello vamos a explicar un mecanismo para mantener nuestra carnada por hasta dos meses sin que afecte su calidad. Cabe aclarar que el pejerrey debe tener ciertas características para que cumpla su función, como lo es el tamaño, lo ideal seria contar con pejerreyes de 12 a 15 Cms., debe mantener sus colores y cierta elasticidad pero a la vez es muy importante que tenga una dureza suficiente para soportar la embestida del lenguado ya que es habitual que si el pejerrey no esta acondicionado simplemente se parta por la mitad ante el ataque del lenguado perdiendo muchas chances de pesca.

 
       
  Una vez obtenida nuestra carnada procedemos a lavarla con abundante agua para evitar malos olores es nuestro refrigerador y los dejamos escurrir hasta que estén lo más secos posible, luego necesitamos algún pote plástico con tapa hermética en la cual cubriremos su fondo con dos o tres capas de papel absorbente.  
  Luego los colocamos dentro del pote de forma ordenada con la guata o panza de los pejerreyes hacia arriba como se muestra en la imagen.  
  Aplicamos en la cabeza y guata de los pejerreyes sal de mar gruesa (la cual encontramos en la sección naturista de los supermercados), tratar de no utilizar sal de mesa común ya que literalmente cocerá los pejerreyes colocándolos amarillos y demasiado rígidos, una vez que completemos el salado colocamos una segunda capa de pejerreyes sobre ella y volvemos a salar, así cuantas capas nos permita el pote.

 

 
  Finalmente lo envolvemos en una bolsa plástica y lo metemos al refrigerador, recomiendo no congelarlos directamente en la nevera ya que esto afecta la consistencia de la carne del pejerrey haciéndola mas blanda, según mi experiencia bastara con colocarlo en la bandeja del deshielo como se muestra en la imagen la cual la mantiene a baja temperatura pero sin congelarlo.  
  Con el paso de las horas nuestra carnada sufrirá un proceso de deshidratación por lo que seria recomendable esperar uno o dos días y retirar el pote para dejar escurrir el liquido resultante.

Personalmente yo utilizo este método y he logrado mantener mi carnada por más de dos meses sin ningún problema por lo que lo recomiendo ampliamente y también se puedo aplicar a otras carnadas como anchoas, sardinas o similares y lo mejor de todo es que no genera ningún olor dentro del refrigerador..

 
 

Volver a la Pesca del Lenguado