¿Cómo elegir una caña Lenguadera?

Por Felipe Yueng

www.pescachilena.cl

 



Introducción


En nuestro país siempre ha sido un problema encontrar cañas adecuadas para las modalidades de pesca que se realiza tanto en agua de mar como en aguas continentales, debido a que no somos un país desarrollado en cultura de pesca deportiva, en comparación a otros como EEUU, Japón, España, entre otros. En base a esto, a las grandes marcas no les resulta un buen negocio importar al país equipos de última generación, ya que son poco cotizados y la pesca competitiva sólo se ha desarrollado con más auge en estos últimos años.







Para aquellos pescadores que buscan las últimas tecnologías en equipos y acceder a más variedades con mayor prestaciones, la solución ha sido importar directamente desde el extranjero, comprando en páginas como EBAY, BASSPROSHOP, CABELAS, etc. Sin embargo, esto tiene un costo adicional en cuanto a aranceles de importación, costos de desaduanaje, etc., lo que para algunos no ha sido la mejor opción.







Siempre ha existido, y es una pregunta muy común en quienes se inician en una de las modalidades de pesca mas practicadas de Chile (la pesca del lenguado), la duda de ¿cuál es o como elijo una caña lenguadera?. Lo más común es recomendar lo que a nosotros nos ha resultado, pero a veces pasamos por alto el hecho de que todos vivimos en lugares distintos, con playas distintas, en fin, un sin número de factores que no se repiten o no son los mismos para todas las zonas.

Considerando las opiniones de muchos pescadores y conociendo la realidad para cada zona, he querido recopilar y determinar ciertas características o criterios para elegir una caña lenguadera según nuestra zona y las condiciones en donde deseemos pescar, sobre todo como un pequeño manual o guía para aquellos que se inician.



1.- ¿Qué características debe tener mi caña para mi zona?


1.1.- Su longitud

A lo largo de toda nuestra costa, las características del mar en cuanto a oleaje, altura y frecuencia de olas, viento y distancia de los pozos, varían según la zona en la cual nos ubiquemos. Así, por lo general en el norte grande (De Arica a Antofagasta) el mar es bastante calmo en cuanto al oleaje, altura y frecuencia de olas, lo que permite encontrar la pesca cerca de la orilla, por lo que el equipo se limita a cañas entre los 2.7 a 3 m de largo (Recordemos que a mayor largo de la caña, mayor es el torque, por ende, en teoría deberíamos alcanzar mayor distancia). 


Fig.1  Sector morro de Arica.


Cabe destacar que estas medidas serían en teoría lo recomendable para esa zona, ya que usar cañas más largas no se justifica, y sólo estaremos agregando peso de más(a menos que podamos tener acceso a una caña de más longitud sin aumentar el peso, lo que significa mayores costos). La idea es hacer el equipo más eficiente, que nos permita pescar más horas, cómodamente y con la misma efectividad.

Desde la zona de Copiapó hasta las costas del litoral central, las características de las playas cambian en comparación a la zona norte. Así encontramos playas con pozos más distantes, mayores resacas, la frecuencia con la que ocurren eventos de mayores oleajes es mayor, por lo que la pesca podría darse un poco más adentro en comparación al norte grande. En estos casos, se nos hace más útil una caña entre los 3 a 3.3 m de longitud, que nos permite buscar la pesca un poco más adentro. Muchos pueden pensar de que con una caña de 2.7 a 3 m basta, pero hay momentos en que el llegar un par de metros más adentro puede marcar la diferencia. En esos casos la diferencia no la hace la técnica del pescador, sino que esos 30 o 60 cm en la caña.




Ya desde la zona centro al sur, las costas toman nuevas características a medida que avanzamos al sur. Esta zona recibe el primer impacto de la mayoría de los oleajes que llegan desde el sur del pacífico. Es por eso que por lo general encontraremos playas con fuertes resacas y con una mayor frecuencia en grandes oleajes. Esto hace que a veces sea necesario buscar las pescas más adentro y con pesos mayores para lograr mejores resultado o tener más probabilidad de pesca. En estos casos usaremos cañas entre los 3.3 m a los 3.6 m, que permitiran lanzar las distancias deseadas.




Es importante aclarar que la distancia de lanzamiento no sólo dependerá del largo de la caña, sino que de un sinnúmero de factores como la acción, rango de lanzamientp, el peso utilizado, carrete (horizontal o frontal) y técnica del pescador.



1.2.- Acción de la caña, potencia y peso de lanzamiento.


La acción de la caña se define como el lugar en donde esta se dobla, ya sea cerca de la punta de la caña, en la zona media o en la base. Esto también se relaciona con la capacidad de respuesta de la caña ante un esfuerzo dado. Así tendremos cañas lentas, las cuales se doblan por lo general desde la base del mango; medias, las cuales se doblan a partir del la zona media de la caña; rápidas y extra rápidas, las cuales se doblan casi en la punta. 

La potencia de la caña es la capacidad de la caña de soportar un esfuerzo dado, en otras palabras, el tamaño del pez que soportar sin que la caña se dañe. Así tendremos cañas desde ultra liviana hasta extra pesadas. Por otro lado, el peso de lanzamiento, casting weight o lure weight, es el rango en el cual una caña se carga y permite lanzar de manera óptima un peso dado. Así, podrán darse cuenta que en algunas cañas, el rango viene dado por gramos (gr) u Onzas (Oz). Por ejemplo: 20-40 gr, 50-100 gr, 2-5 Oz, 1/3-3 Oz, etc.

Para aclarar los conceptos de acción y potencia, vea el siguiente video:




Definidos los conceptos, podremos elegir la caña de acuerdo a los requerimientos según la zona.

La acción de la caña por lo general tiene cierta relación  con la capacidad para lanzar, ya que cañas de acción rápida  son generalmente más duras que cañas lentas. En base a esto, buscaremos cañas de acción media rápida a rápida y de una potencia de media pesada a pesada, y que tengan un peso de lanzamiento que se acomode a nuestra zona. 







Ejemplo Zona norte

Vivimos en Arica, donde las aguas son tranquilas la mayor parte del tiempo. Buscar una caña entre 2.7 a 3 m, que sea de acción media a rápida, que tenga una potencia de media a pesada y que tenga un peso de lanzamiento de 40 a 80 gr., o sea, que me permita lanzar plomos entre los 40 y los 80 gr. Con este equipo, no buscamos grandes distancias, por lo tanto no usaremos plomos grande ni una caña tan grande que los pueda lanzar.

Ejemplos de cañas en el mercado nacional: Pelikan predator en 3 m, Berkley Cherrywood en 2,7 y 3 m, Wolf Jasper Spin en 2,7 y 3 m, Exquisite en 2,7 y 3 m.

Ejemplo zona centro

Para la zona centro donde revienta un poco más el mar, donde los pozos los encuentro más adentro y necesito usar plomos un poco más pesados, buscar una caña de acción moderada rápida con una potencia media pesada y que me permita lanzar entre 50 a 100 gr. Aquí buscamos poder lanzar más adentro, para aumentar las posibilidades de captura, y tratar de traspasar la resaca o llegar más atrás de donde revienta la ola en la orilla.

Ejemplos de cañas en el mercado nacional: Okuma Longitud 3 y 3,3 m, Exquisite 3 y 3,3 m, Silstar Evolution 3 y 3,3 m, Pelikan predator 3 y 3,3 m, DAM E-motion y Light pilk 3 y 3,3 m, entre otras de similares características.

Ejemplo zona sur

Como mencionamos antes, la zona sur recibe directamente los principales oleajes que vienen de el sur del pacífico, lo que hace que con mayor frecuencia el mar presente fuertes resacas. En base a esto, se hace necesario usar plomadas de mayor peso, lo que debe ir acompañado de una caña más potente y más larga y de acción de punta. 

Para eso buscaremos cañas a partir de los 3.3 m que sean más densas en carbono, como por ejemplo la mítica DAM Black Panther. La caña elegida deberá tener un peso de lanzamiento de 80-180 gr.




1.3.- El material de la caña


En los últimos años la tecnología en equipos de pesca ha avanzado considerablemente, por lo que podemos encontrar cada vez equipos más eficientes en calidad y prestaciones, lo que obviamente va a asociado a un factor co$to.
En el caso de las cañas, estas van desde fibra de vidrio hasta la más alta tecnologáa en Kevlar, siendo la tendencia buscar mayor resistencia y prestaciones a una mayor comodidad para el pescador. 

Aquí en Chile lo más común es encontrar cañas de Fibra de vidrio, compuestas (fibra de vidrio y carbono) y de Carbono, el cual puede estar en forma de Grafito o a diferentes densidades, lo que le dará a cada caña una característica determinada. En el caso de las cañas de fibra de vidrio, estás serán completamente flexibles, por lo general de acción lenta. Las cañas compuestas o grafito compuesto (Graphite composite) tienen la característica de ser bastante livianas, pero tan resistentes como la fibra de vidrio (le da mayor flexibilidad). Las cañas de grafito o de carbono de alta densidad combinan la resistencia y potencia, versus sus bajos pesos. La desventaja es que son más frágiles a los golpes.

Considerando que la pesca del lenguado es una modalidad en donde se hacen lances constantes por un par de horas, debemos considerar optar por una caña liviana y al mismo tiempo no sacrifiquemos prestación por comodidad. Para eso, trataremos de buscar una caña desde grafito compuesto a materiales más resistentes y livianos. A la larga, tanto nuestra muñeca como nuestra espalda nos lo agradeceran. También es muy importante que la caña elegida vaya en correcto balance con el carrete de pesca que ocuparemos, ya que de alguna manera, también estaremos cuidando nuestra muñeca de posibles lesiones y aumentaremos el rendimiento por jornada.

Como dato respecto al balance del equipo, un equipo balanceado (caña y carrete) será aquel que en una posición aproximada de 45 grados y tomada del lugar donde se ubica el carrete, la caña mantendrá esta posición fija, no la muñeca no hará el esfuerzo de mantenerla erguida. La idea es que se mantenga en la posición que muestra la figura siguiente:




 





Haciendo un resumen general de lo visto, para elegir una buena caña lenguadera debemos considerar:

a.- Un largo, acción y rango de lance adecuado a nuestra zona.
b.- Que sea hecha de un material liviano y resistente.
c.- Que tenga un perfecto balance con el carrete a usar.



 


Conclusión final

*Cada uno deberá buscar una caña lenguadera para pescar en playas abiertas, según su propio presupuesto y tratando siempre de acercarse a las características tratadas.

*Con cualquier caña se puede pescar lenguados, las diferencias entre buscar una caña con las características idóneas mencionadas anteriormente, se notan al final de la jornada, cuando un pescador puede llegar atrás de la ola donde están picando, por sobre otro que simplemente no llega. Para eso será importante definir qué tipo de pescador somos.

Saludos