REPORTE SALIDA DEL 5 Y 6 DE SEPTIEMBRE 2015 SECTOR ELMULATO

Y por fin, luego de innumerables postergaciones volvíamos a reunirnos para una nueva jornada del campeonato del stella maris, el destino: EL mulato, sector que no visitábamos desde hace varios años, eso si, con la preocupación que tan afectado estaría luego del fenómeno de aluviones ocurrido hace casi un mes atrás.  
Muchas bajas por problemas de agenda pero cómo siempre tambien caras nuevas, cómo es le caso de los pirañas que sumaban a sus filas a las nuevas cartas fuertes.  
El jeremi por pirmera vez asistía a un paseo de pesca bajo la atenta mirada de su padre Pedro Cortés.  
23 Valientes completaban la nómina de asistentes, la cita fue más tarde de lo habitual ya uqe el destino queda mucho mas cerca en tiempo de viaje que los habituales viajes a paposo o caleta el cobre.  
Primer punto de control fue michilla, bajo un cielo bastante cerrado y una brisa helada que nos recordaba que aún estamos en invierno.  
Exactamente a la hora planificada, a eso de las 11:30 Hrs, arribamos al sector de el mulato, una playa de arena compacta y mucha piedra, con muy buena pesca de corvinas pero un infierno de trabas cuando baja el mar, por los costados muy buenos caletones cabrilleros.  
Rapidamente los equipos limpiamos el lugar ya que había bastante basura y procedimos a armar el campamento, en el fondo un grupo de surfistas desafiaba las olas que a esa hora aún eran fuertes.  
Los garras con una dotación bastante mermada pero con las ganas intactas, esperaba el arribo de Raúl desde calama para completar la nómina de cuatro asistentes.  
Un disco se le ocurrio preparar al walter que incluso se saco la corona y empezó a cortar verduras y limpiar los mariscos.  
Cuanto a parte fue la patada voladora del Pancho intentando quebrar la tablas para la fogota del disco.  
Los pirañas no se venian con chicas y partián nutriendose bien para la ardua jornada de pesca.  
Los siempre alegres pirañas, cada vez mejor organizados, felicitaciones muchachos.  
Los Tucanes a pesar de las bajas, se las arreglaba para sobrevivir sin su cocinero estrella  
Los G.I. joe, si parecen hermanos  
Finalmente el disco estába listo, y quedo excelente, tanto que nos mando a una profunda siesta hasta las 17:30 hrs.  
Las tres de la tarde y los diversos grupos iniciaban la jornada, sin lugar a dudas los más entusiastas a esa hora eran los pirañas, que estrenaban ell flamente FJ de Francisco y su genial portacañas.  
La playa estaba sin agua y los que bajaron sufrieron la pérdida de mucho material, no obstante a la distancia vimos cómo el mario cobraba uno que otro lenguado sartenero, nosotros emprendimos rumbo a las rocas del sector norte.  
La baja se mostaraba muy marcada y la poca profundidad del entorno hacian algo compleja la pesca, sumado a la falta de pique, luego de probar en dos roquerios optamos por dirigirnos al sector sur de la playa en busca de caletones más profundos.  
Se notaba bastantes bajadas de barro que afectaron mucho el borde costero, muchas de las picadas conocidas estaban muy afectadas por estos aluviones.  
Ya un poco cansados de caminar, finalmente llegamos aprovechando los últimos rayos de luz a un sector más profundo, vinilos y carnadas al agua en busca de cabrillas y tomoyos.  
El tatita pancho a pesar de tener lesionada una pierna producto de una patada voladora que lo hizo rebotar cómo gominola al momento de quebrar las tablas para el disco, en la revencha si la pudo quebrar pero el rebote de la tabla le enterro un clavo en la rodilla que hizo que se le quedara la patita atrás en cada caminata.  
Lenta la cosa pero el pato inauguraba con un chalaco que alegraba la jornada.  
El pato lograba un tomoyo mientras el resto ya solo conversabamos en una roca.  
Ya cansados de tanto caminar y con la brisa helada que se acentuaba, empredimos el retorno, no sin antes el jugoso show del walter que equivoco la ruta y se las dio de escalador.  

Cayó la noche y el inversor no funcionaba, pero cómo el dijo el sabio griego :

"Denme un destornillador y un alicate, y moveré el mundo"

o algo por el estilo...

 

Problema resulto de la luz y a preparar la reponedoras onces.

 
Por suerte la brisa helada amainó y se abrigo bastante la noche, los anfitriones se esmeraron en preparar el asado de lomo vetado, de primer corte el asado está vez.  
A fuego fue la cosa ya que el carbón se consumió bastante rápido, pero así queda mejor.  

Pero a pesar de la escasa pesca, había que registrarla.

 

Por los tucanes con un par de lenguados sumaba 1,5 kilos.

 
Para los garras el tomacho sumaba una solitaria cabrilla de un kilo.  
El pato con su chalaco y su tomoyo registraba 600 gramos para los changos.  
Luego ya vino la conversación y los chistes de la jornada, punto fijo el panchito y su patada voladora.  
Finalmente salieron los churrasco y choripanes para el alivio del tomacho que evaluaba pescar el sartén y freirlos.  
Luego cada grupo termino la jornada en su campamento, y es que aunque parezca raro a los nuevos la dinámica dle stella maris muchas veces genera eso, ya que muchos de los integrantes solo se ven en los paseos y es natural que primero se comparta dentro de cada grupo y solo en el asado de manera general.  

La noche fue muy agradable y tranquila, al amanecer los diversos grupos emprendieron la búsqueda de la pesca, otros se demoraron más en el desayuno, el Walter sintió el llamado de la selva y se aparto muuuucho del campamento para ir a las casitas, pero no se alejo tanto de la carretera, cosa que más de un camionero se lo hizo notar con la bocina.

 

 
Si la jornada del sábado fue de poca agua en la playa, el domingo teníamos las mareas totalmente cruzadas, con la llena a las 4 de la mañana y una profunda baja a las 10, no quedaba más opción que buscar los cotos cabrilleros o lenguaderos en las cercanías.  
Los changos no teniamos prisa y cómo el pato andaba idiota, tuve que cocinar para sorpresa de muchos.  
Los pirañas y changos optamos por ir al sector de huala huala, un reservado coto lenguadero y tomoyero, en donde al parecer había algún tipo de encuentro de pesca, con muchos asistentes, especialmente buscando tomoyos con carnada.  
La tónica era similar, poca agua y muchas trabas  

Sin embargo algo se hacía con vinilos principalmente, un roncacho no pudo resistir el suave coleteo de una sandeel.

 

 
Tambien advertimos la temible medusa carabela portuguesa, que ha obligado a cerrar las playas entre mejillones y hornitos.  
El que no se arriesga no cruca el rio, a costa de perder uno que otro señuelo y pancho pavez logra un bonito lenguado, que a la postre sería la única captura decente en la playa.  
Al matar la mañana bajamos cerca del sector de la virgen del camino, en donde luego de caminar un buen trecho dimos con unos caletones altos y al primer tiro el walter cobra un bonito cabrillon.  
Está vez no grito sacamela mauri pero paso susto ya que el lugar era algo complejo para cobrar.  

Se corre el walter, lanza el pedro y cobra nuevamente, prometía el caletón.

 

 
Luego el pique se demotuvo, rebuscando mucho en el fondo solo enganche un chalaco con vinilos y nos pilló la hora para el pesaje.  

Una vez en el campamento nu hubieron grandes novedades en lo que se refiere al pesaje.

 

Por los tucanes, con una sarta de tomoyos y chalacos el mario aportaba 2.2 kilos para los tucanes.

 
Había que adaptarse y el mario lo hizo, hace rato que no pescaba desde las rocas y con carnada.  
Para los changos el Pedro Cortes sumaba su bonita cabrilla.  
El Walter aportaba lo suyo para mantener en comptencia a los changos.  
Por los pirañas solo subió a la balanza el lenguado del pavez que salvo el honor del grupo..  
La vieja técnica  

Luego procedimos al sorteo del carrete de la rifa a beneficio de Alejandro Ramos

 

 

 

Acá el registro en video del sorteo

 

Pronto realizaremos otra rifa, está vez para equipar el campamento de los changos

 

Finamente hicimos entrega de algunos presentes a los participantes

 

De manos del pancho Pizarro un buen vino a nuestro socio honorario don Carlos Olguín.

 

El walter Cordero entrega el premio al entusiasmo a Francisco Quinteros, gracias por la buena onda y las energías que contagian.

Premio consistente en una caja porta señuelos.

 

El jeremi hace entrega del premio a la nueva carta fuerte de los tucanes, bienvenido Jorge

 

premio consistente en una balanza digital.

 
Premio al retorno, luego de muchas fechas de ausencia de manos de Andrés Orellana recibe Juan Egaña una balanza digital.  

El Antuan entrega el premio al compañerismo al amigo Ricaute.

 

Premio consistente en un dedal de lanzamiento

 

Un premio que quise entregar personalmente, al novato Jeremi, y es que es muy bonito ver el entusiasmo y los recuerdos que quedaran para todo la vida de una aventura de este tipo en un niño, por eso son bienvenidos al stella maris.

Premio consistente en un bolso de pesca.

 
Finalmente premio al quemado (usted lo rima con otra palabra terminado en ao ) de la fecha, el panchito y su patada voladora.  
Y justo no traje el botiquín, nunca más, palabra de scout.  
El walter contaba una y otra vez la historia de la patada voladora.  

Finalmente en la reunión de cierre se aprobó suspeder la medida que donaba el champion para ser entregado a los colaboradores en vista de la poca pesca, esperemos que el próximo año podamos realizarla.

 

El próximo paseo tiene fecha y dueño: 10 y 11 de octubre, grupo de turno los tucanes

 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
 
 

Saludos y buena pesca para todos

 

Atte.

Mauricio Hernández Aliaga

  firma el libro de visitas