Reporte Salida de Sondeo sector la Salada 6 de Junio 2010

En vista de la suspensión de la salida de pesca y su postergación hasta Agosto, muchos quedamos con ganas de salir a pescar, lamentablemente el mar no a dado tregua y las marejadas ya suman dos meses seguidos pero surgió la idea de realizar una excursión de sondeo al sector de la Salada, solo a comprobar el terrero y por el día.
La avanzada estaba formada por los tucanes con Mario y Edy, se sumaba Ramos que era el que conocía el lugar, los mulatos en pleno y Mauricio Ara, Darío con Hernán completaban la nómina.

Solo vehículos doble tracción y compartiendo gastos, como nunca la salida fue exacta y a las 7 de la mañana ya nos encontrábamos en la U, a las 07:30 iniciábamos rumbo a cargar combustible.

Fue la ocasión ideal para inaugural en terreno mi nuevo celular con GPS, que al parecer fue furor ya que al menos un par de pescadores piensa adquirirlo, su uso es bastante simple y salvo algunos problemas de cobertura en las quebradas funciono perfecto con las marcas realizadas según coordenadas de google heart.
La primera parte de la ruta no reviste problemas y la distancia es bastante corta en relación al viaje a caleta el cobre, no mas de 80 klms. desde Antofagasta. Luego del empalme de tierra nos esperaban 12 klms. de bajada.
En la medida que nos adentrábamos en la quebrada el camino se hacia más angosto y el sol nos daba de frente, una pequeña parada a limpiar el parabrisas y continuar.
en medio de la quebrada nos encontramos con esta verdadera reliquia, un maray quizás de que tiempo utilizado en alguno de los numerosos piques mineros que se encuentran en las quebradas.
Las fotos de rigor antes de continuar el viaje.
 
El camino hasta ahí era apto para todo tipo de vehículos pero poco a poco se ponía mas complicado.
El entusiasmo se notaba por la aventura y las ansias por llegar aumentaban.
Si quedaba alguna duda respecto a si el camino era solo para vehículos doble tracción quedo eliminada al poco andar.

De paso les recomiendo que le echen una mirada a la guía del pescador 4x4 que resulta bastante útil en especial en este tipo de caminos.

Finalmente cerca de las 10:30 de la mañana llegamos a destino, ante nosotros la famosa Salada.
El mar como estaba previsto mostraba una marejada fuerte y el sector es de bajeríos con mucho huiro, de pesca solo sondeo ya que las condiciones era muy complicadas.
Algunas casuchas de huireros se reparten por la zona pero al parecer están abandonadas porque no vimos a nadie.
Optamos por avanzar un poco al sur para buscar piedras mas altas.
 
Costaba encontrar zonas que permitieran un camino de salida para las capturas.
Había que buscar la zona de pesca, se notaba mucho huiro y muchas lapas y erizos pero la ola estaba peligrosa como para arriesgarse.
Se opto por armar campamento y salir a pescar de inmediato, el retorno se dejo pactado para las 5 de la tarde a más tardar en vista que la ruta es bastante lenta y delicada en su primer tramo.
Buscando los caletones más altos se lanzaban los primeros tiros.
Christian optaba por la catalina y 0.80 para buscar entre los huiros.
Ramos buscaba cangrejos y miraba de lejos las lapas que le hacían burla.
En el fondo habían muchos huiros sumado a la fuerte corriente hacia casi siempre que nos enredáramos en las algas, en estas condiciones era difícil sentir las picadas y las trabas se hicieron habituales.
Edson batallo incansablemente en busca del cabrillon que lamentablemente no llego.
El Janos pasaba de traba en traba pero no decaía.
El Mario con el Edy no se sentían cómodos pero seguían intentando.
El Darío no podía saltarse los huiros de la orilla y trabo muchas veces.
Hernán había logrado un pequeño chalaco pero era el que más cerca estaba de lograr capturas.
El Janos seguía intentando.
Y el Hernán capitalizaba  un bonito tomollo.
Los lagartos era increíblemente grandes y andaban a la que salta detrás de la carnada, también pudimos observar un chungungo haciendo de las suyas entre medio de las fuertes olas.
A lo lejos el Walter, el Christian y Ramos luchaban con los huiros.
Ramos nos da cátedra del lanzamiento en escollera, es increíble como no se enreda la lienza entre las rocas, un verdadero maestro.
El Janos por fin engancho una cabrilla pero se le quebró la manillas del carrete y la perdió entre los huiros, no hay caso con el Janos, falta un sahumerio.
Con la pesca no había caso así que a preparar el almuerzo y compartir un rato con los amigos.
El pato inauguraba el asado de alitas gentileza del Walter.
Esta cambiado el Walter ahora llego onda Weavy Metal.
La fritanga no se detenía y hacíamos cola mientras esperábamos las alitas.
Como el Walter puso las alitas mi compromiso era un vino bueno, la elección fue un Casillero del Diablo cosecha 2008.
Las alas empezaron a salir mientras arreglábamos el mundo y encontrábamos culpables en el shoa y vaticinábamos el fin del mundo con el mega terremoto de la zona norte.
Hasta torta trajo el pato como postre.
Mauricio Ara, desaparecio rumbo sur y solo llego un rato antes de iniciar el retorno, la constancia trajo sus frutos y logro esta bonita cabrilla, Champions del paseo.
Como estaba acordado a las 5 de la tarde se inicio el lento retorno, demorado aún mas por esta tremenda camioneta de la caleta (Parece esta rentable el negocio) que reventó un neumático y que tuvimos que esperarla ya que no había espacio para bordearla.
Los primero 6 klm. son bastante castigadores para los vehículos y muy lentos de recorrer.
poco a poco avanzábamos entre las quebradas.
La temperatura bajó bruscamente y lo remoto del lugar nos hacía pensar lo difícil que debe ser pasar una noche en estas condiciones, por lo mismo una travesía de esta envergadura nunca se debe desarrollar en solo un vehículo.
De vuelta en el maray otras fotos mientras descansábamos y estirábamos las piernas.
Los Mulatos nuevamente reunidos conquistando el norte de Chile.
El desierto nos regala paisajes preciosos que hay que saber reconocer y disfrutar.
Finalmente, gracias a Dios el viaje se realizo sin inconvenientes y tal como estaba previsto, el lugar presenta ventajas e inconvenientes que ya serán estudiadas y propuestas a todo el club, por ahora solo agradecer un día lleno de emociones y buenos momentos.
 

Nos vemos de nuevo en Agosto si Dios quiere, saludos y buena pesca

Atte.

 

Mauricio Hernández Aliaga

 

Firma el libro de visitas

 

volver al Inicio