Muchos de los asistentes comentaron lo sacrificado que resulta salir de pesca y mirando las dos imágenes de abajo se entiende el por que.
 

La conversación fue muy amena y a todos en general nos fue bastante bien en la tarde, lo noche a diferencia de otras ocasiones estaba con una temperatura muy agradable.

 

Como esta fecha correspondía a la última del año 2004 se procedió al cierre oficial con un brindis y con ganas de mejorar lo hecho, entre las ideas que surgen esta la incorporar a más gente tanto de la Universidad como externos y la de realizar un paseo o convivencia con las familias.

 

Salud y a dormir.

 

Producto de las altas temperaturas esta vez todos los pescadores ya estaban listos antes de las 7 y se empezaron a repartir por toda la zona, en la foto se ve a don Mario Cruz sacando la cara por los tiburones.

 

La jornada matinal fue muy floja y casi todos nos tuvimos que conformar con uno que otro tomoyo y nada más, el único que logro capturas de importancia fue don Thomas Ávila que con tres cabrillas aseguro el primer lugar para los garras con 15 kilos.

 

El segundo lugar fue para los Barracudas con algo más de trece kilos, luego en el tercer lugar llegaron los Lenguados, cuarto los Tucanes y quinto los Tiburones.

 

Luego solo quedo desarmar el campamento bajo un sol implacable, esta vez se realizo un aseo completo al lugar ya que presentaba mucha basura que fue quemada para dejarlo  tal como lo encontramos.

 

Todo en su lugar y emprender el regreso, quizás no fue la mejor fecha en cuanto a las capturas, pero bien vale la pena la desconexión que se logra con este fin de semana SAGRADO para los miembros del Stella.

Vienen las vacaciones, se acerca MARZO y nos volveremos a encontrar seguramente en Abril, Buena Pesca y hasta entonces.

Volver al Inicio