SALIDA DEL 23 Y 24 DE ABRIL AL SECTOR DE CALETA EL COBRE

       
  Se genero mucha discusión sobre el sector al cual se viajaría esta vez, la idea original era viajar a cifuncho lo cual despertó mucho entusiasmo, pero lamentablemente ello requiere un esfuerzo económico mayor que no pudimos concretar quedando esa salida pendiente para el siguiente o subsiguiente paseo, se propuso viajar nuevamente al sector de lobo muerto pero aunque esa zona es muy buena ya causaba cierta monotonía que genero el descontento de varios pescadores ante lo cual se decidió ir un poco más al sur de ese sector buscando algún lugar en el mismo viaje.
  Para esta fecha se contó con caras nueva en las garras de águila, los tiburones y los lenguados, todos fueron un gran aporte que se noto en todos los aspectos de la jornada.

En cuanto al viaje en si se logro salir cerca del 10 de la mañana y se torno algo lento debido al pésimo estado en que se encontraba el tramo desde el desvío a Paranal y la misma caleta el cobre arribando al campamento cerca del mediodía.

  La búsqueda del lugar no fue muy larga y acampamos inmediatamente al sur de caleta el cobre, unos a favor otros en contra pero la directiva rápidamente decidió, el sector era desconocido para todos y ofrecía la posibilidad de caminar en cualquier dirección pero sin la pendiente acostumbrada del sector de lobo muerto
  Los equipos procedieron a preparar el almuerzo bajo un fuerte sol, la marinera ya estaba lista a eso de las 2 de la tarde y los primeros en atacar fueron los Fernandos.

Como de costumbre a las 3 de la tarde se dio la largada y los equipos se repartieron en todas direcciones.

  Don Mario Cruz probando suerte, la marea estaba muy baja y quieta lo cual dificultaba un poco sacar la lienza del agua ya que los huiros de la orilla afloraban casi por completo.
  A las nueve de la noche era el cierre para el pesaje de la primera jornada pero salvo el Pato Ramírez todos llegamos antes y la mayoría con una sonrisa de oreja a oreja como por ejemplo Yerko Yutronic (Quien capturo estos dos baldes), Fernando Álvarez, Tomas Ávila jr., etc.
  Con esto de ser abuelo otra vez, Fernando Ramos olvido traer el trípode que sostiene la balanza y se tuvo que recurrir a los fortachones del club para poder pesar las piezas.
  Cabrillas. mulatas, apañados, chalacos y rollizos se lograron capturar en esta salida.
  El resultado de esa noche fue mas bien dispar mientras que para algunos como Pino, Farias y todo el grupo de los Barracudas fue muy baja para otros les aseguraba la salida completa, tal fue el caso de Ramón Rojas la nueva adquisición de los tiburones que dio el palo al gato con el caletón de los apañados logrando cerca de una veintena de capturas, similar fue el caso de Fernando Álvarez que logro varios kilos para los lenguados.
  Luego vino el tradicional asado y a la luz de una luna llena se compartió un grato momento de compañerismo.
   

Esta vez el maestro Chavez sorprendió a todos con su solo de armónica al son de viejos tangos. Mientras un fogón abrigaba un poco el frío que empezaba a caer.

  Cuando nadie lo esperaba Fernando Álvarez se animo a cantar sorprendiendo a todos los presentes que avivaron hasta cerca de las 2 de la mañana un entretenido duelo entre Álvarez y Chávez, incluso fue tan entretenido que entre todos los integrantes del club de pesca creamos un tango llamado Polpaico que se lo dedicamos con mucho cariño a uno de nuestros socios.

Durante la noche varios despertamos ante los gritos de los trasnochadores al ver un murciélago que revoloteaba sobre el campamento y como la noche era muy clara y el frío no fue tan intenso, los equipos salieron muy temprano a asegurar la jornada.

  La Mañana siguiente