La Importancia de los pequeños detalles

29-06-2013 Hoy por fin estaba en condiciones de volver a mojar las líneas, luego de mas de un mes de un dolor de espalda muy invalidante, lo que reconozco me tenía muy idiota je je je

lamentablemente hoy nos golpea una marejada mas o menos fuerte, con olas de 3,8 mtr proyectada con un periodo muy largo de 18 seg., dificil escenario para el spinning. Por lo mismo me desperté tarde, sin muchas expectativas sino mas bien para saber si por fin había superado las molestias en la espalda.

llegue unos minutos antes de las 8, de una mañana muy fría y húmeda, dos personas ya estaban dando lances en medio de la playa, la ola como se esperaba, largos segundos de mar tranquilo para luego levantar un tumbo de mas de 3 metros que arrasaba con todo, por lo que se volvía muy peligrosa esta playa ya que tiene una resaca que me ha hecho testigo ocular de cómo varios amigos han quedado mojado de pies a cabeza.

Partí lanzando mi caballito de batalla, la shore line 14 y el mar me devolvió riéndose y diciéndome, ¿es todo lo que tienes?, y es que en esa playa algunas veces ocurre un fenómeno bastante raro, que es la falta de aire que hace que lo que lances se venga abajo de inmediato, no lanzaba ni 30 metros, seguí con las típicas chispas de superficie, la koster, la shimano surf swimmer y krocdile pero tampoco le sacaba los metros suficientes además la ola estaba tan rápida que las botaba con facilidad.

Lamentablemente esta playa lleva varios meses muy embancada, lo que alarga la playa en mas de 50 metros, dejando los bancos de pulga muy atrás por lo que la distancia se vuelve algo primordial pero al mismo tiempo no tiene mucha profundidad por lo que hay que moverse en un delicado equilibrio entre larga distancia y flotabilidad.

Como era de esperarse el fuerte oleaje trajo a los surfistas que se empezaron a meterse en el cantil muy cerca mío, hasta que tuve que retar a uno y de ahí en adelante nos mantuvimos a una distancia de seguridad de unos 10 metros, pero aun así cada cierto rato golpeaba el agua con tabla, me tenia chato el tipo pero la paya es de todos.

En vista de todos estos parámetros por fin dí con la herramienta adecuada, espero largo rato para hacer su estreno y es la chispa que me regalaron mis amigos de Angler Perú, aquí el review:


Angler Perú

50 Grs. 7 cms (Solo el cuerpo)

Gracias a un regalo de mi amigo Nestor de Angler Perú tengo en mis manos esta chispa, a la vieja usansa, en forma de gota simétrica, en este caso muy acentuada, pequeña en tamaño pero de gran peso, perfectamente niquelada, armada con fuertes argollas del nº6 y una parada de dos anzuelos 4/0, el primero montando un tailer de flash a modo de streamer y el segundo como labrón montado en un destorcedor. Un jig que asombra por su excelente facción.

Como era de esperar con esa forma y peso el lance es sobresaliente, superando con facilidad con el equipo adecuado la mítica barrera de los 100 mtr.

Este jig tiene un comportamiento muy nervioso, reaccionando con desplazamientos muy rápidos a cada cambio de dirección o velocidad, esto sumado a que por su forma y peso mantiene una baja flotabilidad lo hacen bastante versatil, ya sea para surcar el fondo en una recogida lenta o mantenerlo mas a superficie con una recogida algo mas rápida y con la caña en 90º levantada, siendo según mi apreciación el mejor movimiento el de pausa y tirón suave, cómo al estilo torero. Un elemento importante a considerar es que por su peso y forma tiende a tener una recogida algo mas veloz que los jig con mayor flotabilidad lo que sumado a su pequeño tamaño le afectan negativamente en relación a su visibilidad por lo que resulta fundamental la cola o streamers para ayudarlo a ser identificado entre las olas.

En resumen un jig muy bien construido, de largisimo alcance, ideal para un oleaje movido pero que requiere que el pescador le imprima la acción, que utilice las variables que nos ofrece para adecuarlo al escenario de pesca.

 

Con esta chispa lograba sacarle unos 70 metros y empece a recorrer el pozon bien a fondo, con un ojo puesto en los surfistas, como es mas pesada tuve que cerrar el freno un poco más que lo habitual para evitar que patinara durante el lance, la lógica indicaba que ya no había nada mas que hacer con toda la bulla que metían los surfistas pero sentía que la chispa angler andaba muy bien en la zona de pesca, le tenía fe.

casi sin darme cuenta siento el tan ansiado pafff, como tenía el freno cerrado el golpe fue muy fuerte, reacciono rápido y le abro una vuelta completa y siente ese embriagante sonido del carrete chillando, primero fue unos pocos metros hacia el norte y luego una arrancada de esas que se recuerdan por siempre, me saco la mitad del carrete, unos 50 metros en quizás 10 segundos, luego se detiene, se levanta un tumbo inmenso y la veo aparecer detrás de él, sobre la superficie gira sobre si misma y se cala a fondo, veo su cola golpear el agua y ...................... se me solto..............

no lo podía creer, ¿que paso?, recojo la chispa y me percato que había roto el anzuelo ladrón, en realidad cuando vi la chispa me dio mala espina ese anzuelo, era de esos con ángulos rectos, muy penetrante pero algo débiles pero no quise intervenir la chispa y probarla en su estado original.

me quede un rato conversando mis penas con el gringo bob y la reflexión es que la corvina no te perdona errores, y como escribi en mi facebook

Esta vez gano el pez, mi rodilla al suelo ante un gran rival, gracias por el combate

Solo agradecer a mi amigo Nestor, felicitarlo por sus chispas y decirles que también funcionaron acá, aunque hay que cambiarle ese anzuelo

por Mauricio Hernández Aliaga